Este martes a las 17:30, Prefectura Naval confirmó el hallazgo de los cadaveres de las personas que ayer desaparecieron bajo el agua de la Laguna Setúbal al intentar cruzarla caminando.

Se trata de José Bustos de 50 años y Luis Aguirre, de 56. El hallazgo se produjo gracias al conocimiento de un pescador que señaló la zona donde podrían estar los cuerpos. Y efectivamente allí estaban, a 150 metros de la orilla y en un pozo de 4 metros de profundidad.