El Ministerio de Producción anunció que habrá $250 millones para potenciar la venta de motos, que en junio sufrió una caída del 44,5% interanual. Los consumidores tendrán dos opciones: comprar en 12 o 18 cuotas sin interés con un tope de $120.000, o pagar en efectivo con un descuento del 10%. En este caso, el tope es $300.000

Tras varias semanas de negociaciones, el Gobierno finalmente resolvió impulsar la venta de motos de producción nacional durante lo que queda de julio o hasta que se agoten los $250 millones dispuestos para este fin. A  partir de mañana, los consumidores tendrán dos opciones: comprar a tasa cero en 12 o 18 cuotas u obtener un descuento del 10% si desea pagar en efectivo. Deberán elegir entre una u otra opción; no son acumulables.

Si el consumidor opta por comprar con tarjeta en cuotas con el programa Ahora 12, podrá hacerlo sin interés. En este caso, el tope es de $120.000. Ese costo es absorbido en partes iguales por el Estado y por el sector privado (concesionario y terminal). Es decir que de la tasa, ya subsidiada, del 20%, 10% lo aporta el Gobierno, a través de BICE Fideicomiso, y el otro 10%, entre el comercio y la fábrica. En el caso de que optara por el descuento en efectivo del 10%, el mecanismo es igual. Para esta alternativa, el tope se eleva a $300.000, anunció el Ministerio de Producción.

Así como para el plan “Junio 0 km” el Gobierno dispuso de $1.000 millones, para la ayuda a este sector habrá $250 millones, de los cuales $150 millones serán para subsidio de tasa y los otros $100 millones para cubrir la opción de descuento en efectivo.