Guillermo Andino contó una terrible anécdota sobre el parto de su hija en la radio y las redes estallaron con críticas. El periodista reveló que le pidió al obstetra de su mujer que adelante el nacimiento de Sofía para que la fecha coincidiera con el aniversario del gol de Juan Carlos “Chango” Cárdenas en la Copa Intercontinental para Racing.

Entre risas, Andino reveló que recién le contó a su esposa, Carolina Prat, ocho años después de lo ocurrido. “Mi hija nació el 4 de noviembre, tenía fecha para el 6. Yo arreglé con el obstetra para ver si podíamos adelantar el parto para que fuera el 4. Él no entendía nada de fútbol pero como tenía un torneo de golf el lunes 6, me dijo que no había problema”, contó en una entrevista en el programa radial “Metro y Medio”, conducido por Sebastián Wainraich y Julieta Pink.

Y siguió: “Lo que pasa es que Caro tuvo un trabajo de parto de 10 horas y yo dije ‘Uy mamita si metí la pata me mata’. Finalmente nació Sofi el 4 de noviembre, el día del gol del Chango en Montevideo pero recién le conté a Caro 8 años después”.

Inmediatamente las redes sociales estallaron y lo acusaron de ejercer violencia obstétrica. “En el video se escucha cómo #GuillermoAndino ejerció #ViolenciaObstetrica contra su pareja cuando pactó con el obstetra el adelantamiento del parto para q no coincidiera con un partido de fútbol. El médico accede xq tenia un campeonato de golf. Ella se enteró 8 años después”, escribió una usuario.

EL PEDIDO DE DISCULPAS

“La realidad de lo que pasamos hace 20 años atrás es que los últimos días del embarazo fueron muy difíciles para Caro. Tenía presión alta y por ser primeriza tenía muchos miedos. Nos reunimos en los últimos días de octubre con nuestro obstetra y nos dijo ‘esto no puede pasar del 4, 5 o 6 de noviembre’. A partir de lo cual fue mi mujer, Carolina, quien pudo consensuar la fecha para que el parto fuera natural. Ella no quería ir a cesárea por los miedos inherentes a un parto primerizo”, expresó.

Y agregó: “Todo lo demás es cuento o intentó ser una broma que yo mismo me encargué de alimentar, relacionado con la pasión futbolística en una charla con Sebastián (Wainraich)”.

“Quiero pedir disculpas para todas aquellas personas que se pudieron haber sentido afectadas, ofendidas o atacadas por mis dichos porque la verdad que jamás hubiese puesto en riesgo el nacimiento o el parto de uno de mis hijos”, sostuvo muy apenado por lo sucedido.