El propio funcionario judicial confirmó a Télam que esta noche continuaba “muy dolorido” por los fuertes golpes que le aplicaron los agresores “cuando salía de una comisaria de La Plata” y se dirigía a cumplir con sus tareas el sábado último.

“Eran dos hombres y una mujer, primero me llamaron por mi nombre y ahí mismo me empezaron pegar, me insultaban y me decían ‘a vos te va a pasar lo mismo que a Nisman'”, señaló Cartasegna, notoriamente compungido y sorprendido por la situación que le tocó vivir.

Según su relato, “la mujer hacía de campana”, y mientras le pegaban lo insultaron y le dijeron que lo que él ganaba “ellos lo hacían en un día”.

También se refirieron a sus hijos, y lo trataron de “gato” y que no se “metiera en sus cosas”.

“La verdad es que no quería dar trascendencia al tema, pero debido a que resulté muy lesionado, con diversas heridas, traumatismo y fui internado en un hospital local, es que ahora estoy haciendo declaraciones, pero mi colega, la fiscal Ana Medina, es la encargada de las investigaciones de este caso”, expresó Cartasegna a Télam.

Según se pudo reconstruir, el fiscal primero sufrió una panfletada en su domicilio, donde había varios papeles, y en ausencia de su morador arrojaron hojas impresas con la leyenda: “Te va a pasar lo mismo que a Nisman” o “Conozca al próximo Nisman”.

El fiscal dijo que su perra habría mordido a quienes tiraron los panfletos, de acuerdo al relato de algunos vecinos.

El ataque a Cartasegna ocurrió en la vía pública cuando se dirigía hacia su trabajo dado que estaba de turno en la UFI 4, situada en la calle 7 y 56, en pleno centro platense.

“No sé de donde viene todo esto. Tengo varios casos como por el ejemplo el caso Provolo (de los curas violadores), el de fiestas clandestinas, no se”, afirmó Cartasegna.