Una inusual medida adoptó la comuna de Wheelwright al disponer el congelamiento de los salarios tanto del mandatario local, el radical Benjamín Gianetti, como de sus colaboradores más cercanos ante la delicada situación económica y social que atraviesa el país. Además tampoco cobraran el aguinaldo y descartaron utilizar la cláusula gatillo provincial que eleva el monto de los sueldos. En tanto el edil venadense electo por Venado Renace, Darío Jeannot, propondrá cuando asuma su cargo una rebaja del 50 por ciento en las dietas de los concejales que ronda los 120 mil pesos mensuales.

Los haberes en Wheelwright, que es una de las comunas más importante del departamento General López junto a Teodelina y Elortondo, no son precisamente de los más altos ya que el presidente comunal gana alrededor de 70 mil pesos, lo que si bien no es poco, al compararlo con lo que ganan la mayoría de sus colegas, en muchos casos están en alrededor de los 100 mil pesos mensuales, la cifra es baja. Aún así el mandatario cree que es hora de dar una señal de austeridad hacia la sociedad.

En esta comuna se decidió afrontar la crisis de una manera distinta a los habituales recortes presupuestarios que se suelen aplicar. En este caso, la reducción se centró en los salarios de los funcionarios, quienes congelaron sus ingresos, pero no los de los empleados de la comuna. Y a ello se agrega la decisión de no percibir suma alguna en concepto de aguinaldo.

Se trata de una determinación que, según define el propio Giannetti, es fuertemente política y expresa “el compromiso de esta gestión por asumir las consecuencias de esta crisis económica que vive el país sin recargar los esfuerzos sobre la gente”.

Estas decisiones se dan en un contexto de crisis para muchas comunas santafesinas. “Existen varias comunas que están en conflicto y no pueden pagar los sueldos, por eso tomamos esa medida y además porque tenemos que dar un claro ejemplo de austeridad a la sociedad”, remarcó Gianetti.

El madatario local destacó que son los funcionarios políticos los “primeros que deben responder” ante un contexto tan complejo como el que vive la Argentina. Además del congelamiento salarial, los funcionarios no se aplicaron la cláusula gatillo ni cobraron el aguinaldo. Esta disposición no solo busca mejorar el rendimiento económico de la comuna, sino también dar muestras de transparencia y compromiso con el dinero público en un momento de profunda crisis.

Giannetti subrayó que la actual gestión ingresó en una situación de emergencia financiera y al borde de la intervención. Sin embargo, en estos dos años se logró ordenar las finanzas y avanzar en la realización de obras como el mejoramiento de la estación de ómnibus, la ampliación del Samco, la pavimentación de distintas arterias del pueblo, las refacciones en bulevar San Martín y la reconstrucción de la comisaría.

Por el mismo camino

El ex director de Anses Venado Tuerto, Darío Jeannot, pasó por las más diversas situaciones que pueda atravesar un político. Por su militancia en el PRO le dieron la dirección de Anses en el año 2016 pero en las elecciones de 2017 se negó a participar apoyando una línea interna de la lista de candidatos macristas a la concejalía de Venado Tuerto y fue separado del cargo en medio de un escándalo con ribetes provinciales.

Este año se presentó nuevamente para concejal aunque lo hizo por un partido vecinal local y obtuvo la preciada banca dejando sin chances a su ex rival de Cambiemos, Viviana Downes. Su campaña se basó en la austeridad y en la crítica a la “rosca” política que denunció en varios reportajes.

“Me metí a hacer política en el PRO de Mauricio Macri porque pensé que era lo nuevo, lo que viene en cuanto a valores políticos y terminé descubriendo que es más de lo mismo que los partidos tradicionales que tanto criticábamos. Es más, creo que en el PRO o Cambiemos es peor aún que en esos lugares que tanto nos asustaban”, dijo Jeannot.

Su caballito de batalla en la última campaña fue la reducción de la dieta de concejales que está en el orden de los 120 mil pesos mensuales. “Es una cifra realmente absurda en este contexto de crisis, por lo que voy a proponer reducir ese monto a la mitad. Será mi primera propuesta como concejal cuando asuma el 10 de diciembre”, avisó.

Es altamente probable que Jeannot deba lidiar contra la corporación política una vez que ingrese al Concejo el mes que viene. Es que ninguno se manifestó a favor de reducir las dietas que, según el presidente del cuerpo, el justicialista Pedro Bustos, representa un sueldo bruto es de 118.592, 34 pesos.

Eso sí, aclaró que de ese monto hay que descontar obra social, aportes partidarios y obviamente impuesto a las ganancias, lo que significa que cada una de los diez concejales venadenses percibe un suelto de entre 80 y 90 mil pesos mensuales, una cifra más que envidiable teniendo en cuenta la grave crisis social y económica de país.

Ad honorem

El director de Medio Ambiente de la Municipalidad de Venado Tuerto, Martín Bonadeo, trabaja ad honorem desde hace varios años en esa área. “Nunca cobré un peso por mi tarea porque la considero vocacional. Si quiero ganar plata lo hago con mis emprendimientos privados, pero me parece una vergüenza los políticos que se acostumbran a vivir del Estado y pareciera ser que si no es así, de otro modo no podrían vivir”, indicó.

Y en esa dirección si bien dijo no ver mal el cobro de sueldos por parte de funcionarios o legisladores sostuvo que “hay que entender que si estás en esta cuestión no es para enriquecerse sino que debe ser vocacional el laburo por la gente. Hay muchos políticos que viven eternamente de la política y mucho tiene que ver con los buenos sueldos que existe en muchos casos”.

A la búsqueda del rango de ciudad

Según el última censo poblacional realizado en 2010, la localidad de Wheelwright cuenta con 7.500 habitantes, aunque las autoridades comunales sostienen que su densidad demográfica actual es superior, lo que alimenta las chances de alcanzar el esperado rango de ciudad. En tal sentido ya fue elevado un proyecto a Diputados que incluye también a Elortondo y Teodelina, los que tampoco tienen 10 mil habitantes. Sin embargo, como ya sucedió con otros pueblos, podrían ser declarados ciudad en base a otras características y fortalezas que también se tienen en cuenta a la hora de resolver la cuestión.

Fuente: LaCapital