Unos pocos minutos antes de terminar este martes, se produjo un fuerte temblor que llegó acompañado de una especie de bramido y asustó a mas de una persona que ya se disponía a descansar. 

Según las primeras informaciones oficiales, el movimiento se produjo a las 23.18 y tuvo una magnitud de 4.7 grados. Más allá de la fuerza del movimiento el fenómeno se vio potenciado por la escasa profundidad a la que se produjo.

Es que, según los registros la  el sismo se originó a sólo 10 kilómetros de profundidad y esto ayuda a que se sienta aún más fuerte.   

En cuanto al epicentro, la información oficial estableció que el fenómeno comenzó a 11 kilómetros al Oese de  la Capital, 156 km al Norte de Mendoza, 37 kilómetros al Noroeste de Caucete.

Este movimiento telúrico se suma a otro que tuvo una magnitud similar, pero se registró a una mayor profundiad, lo que ayudó a que no se sintiera tan fuerte.