La intendenta Mónica Fein repudió la remera que vistió un empleado del Ente de la Movilidad, donde se ve al presidente Mauricio Macri con un balazo en la frente. Por su parte, el titular del organismo público informó que el trabajador fue apercibido por el hecho, que ocurrió hace dos semanas pero trascendió este lunes.

La mandataria local manifestó a través de su cuenta de Twitter el “más profundo repudio ante cualquier expresión violenta y antidemocrática”. Agregó que el EMR evaluará la sanción correspondiente para el hombre y aclaró que no es personal municipal. 

“No podemos permitir este tipo de actitudes en un funcionario público”, enfatizó Fein.