Después de complicarse la negociación por la venta de la operación local en los últimos días, Falabella continúa achicando su estructura y anunció el cierre de otras tres sucursales de la marca en la Argentina.

Se trata de los locales que el holding chileno tiene en el shopping Plaza Mendoza, San Juan (en la Peatonal Tucumán 163 Sur) y Córdoba (en Duarte Quiroz 1400).

Según le explicaron a este medio fuentes gremiales, el proceso contempla un plan de retiro voluntario para todos los colaboradores de las tiendas que cesarán sus actividades en los próximos días, alrededor de 300 personas.

Se debe “al contexto del plan que Falabella está llevando a cabo para hacer sustentable la operación de sus filiales en el país”.

Fuentes del mercado aseguraron que las locaciones que bajan las persianas son las que menos rentabilidad generan. A ello, se le agrega una crisis global del modelo de tienda departamental, como consecuencia de los nuevos hábitos de consumo, con la explosión del e-commerce.