Una explosión y un derrumbe tuvo lugar este lunes a la madrugada en Alem al 2900, donde funciona un laboratorio de suero fisiológico llamado Apolo, que quedó reducido a escombros al igual que los inmuebles linderos. Unas 5 personas resultaron heridas, entre ellas un hombre cuyo cuerpo resultó quemado en un 60 por ciento.  En la zona se había cortado el tránsito y se habían evacuado a varios habitantes de las inmediaciones. La hipótesis más fuerte sostiene que una caldera de las instalaciones sufrió una avería.

Desde Radiópolis (Radio 2), informaron que cerca de las 5 se registró una explosión en el laboratorio Apolo, ubicado en Alem y Amenábar. Desde la Dirección de Defensa Civil municipal, Gonzalo Ratner confirmó el hecho. “Pasadas las 5 recibimos un llamado al 911 y se activó el protocolo por una explosión en el lugar”, dijo. Rápidamente, personal de Bomberos, Defensa Civil, Gum y Policía de Rosario se presentaron en las instalaciones donde parte del edificio se había desmoronado producto de la explosión.

Consultado sobre el origen de la explosión, señaló que se analizaba la posibilidad de que haya explotado una caldera o se haya producido una pérdida de gas. Sin embargo, minutos más tarde, desde el móvil de la radio, el periodista Fernando Carrafiello señaló que había explotado una caldera, lo que originó un incendio y el derrumbe.

De acuerdo a lo que describió que en el lugar se puedo advertir un verdadero agujero donde solía estar el, laboratorio. También, por el pasaje Dumont se veía una postal cruda de la situación: la explosión provocó el derrumbe de gran parte del laboratorio pero también el de una habitación de la casa lindera y la totalidad de un taller mécanico.

En esa casa, donde se vino abajo una sala, vive un hombre de 60 años que que resultó quemado en el 60 por ciento de su cuerpo. Fue trasladado al hospital Roque Sáenz Peña para su atención. En tanto, dos mujeres sufrieron heridas leves en sus piernas, mientras que otras tres estaban en estado de shock y aturdidas por el ruido.

La situación recuerda a la explosión que tuvo lugar en Balcarce y Brown en marzo pasado, hecho que a su vez, condujo lamentablemente a la tragedia de calle Salta.

Fuente: Rosario3