El grupo de voluntarias y voluntarios por las mascotas “Una huella en tu corazón” realizó la segunda edición de la campaña de castración de perros y gatos con importante respuesta de los vecinos.

En un trabajo guiado por el corazón y las buenas intenciones, el equipo desarrolló un domingo de gran actividad con un total de 18 castraciones, 16 perros y dos gatos, realizadas por el médico veterinario Esteban Fontanelas.
Desde las 8 del domingo, comenzaron a atenderse los casos que habían recibido turno previamente en las instalaciones del Club San Martín. Pero todavía más importante fue que se destinaron recursos para buscar y esterilizar animales callejeros. Un claro ejemplo de cómo evitar la superpoblación de estos animales en las calles, protegerlos de enfermedades y cuidarlos de malas decisiones, como suele ocurrir cuando la demografía canina o felina aumentan en los pueblos. Se trata de una tarea cuyo éxito es invisible porque es de prevención, pero otro sería el panorama si el mismo no se realizara.

Por lo tanto, el grupo “Una huella en tu corazón” ha logrado avanzar otro paso en su tarea solidaria. Vale agregar, que no faltó cariño en ningún momento para las mascotas que atravesaron la cirugía. Ya quisiera cualquier humano que lo atendieran así en los momentos de vulnerabilidad con palabras de amor y contención desde el primer instante.

Para la próxima quedan invitados. Puede colaborar, destinar su tiempo, llevar su mascota o simplemente “espiar” lo que allí sucede y verá con buenos ojos la dedicación que se pone de manifiesto.