Varios miembros de “La manada”, condenados por abusar sexualmente de una joven en la fiesta de San Fermín de 2016, fueron increpados el pasado sábado por los usuarios de una piscina municipal de Palomares del Río en Sevilla, España, y tuvieron que abandonar las instalaciones.

El municipio de Palomares informó este lunes de los hechos ante la “importante alarma social” que ha generado en el municipio. Avisaron a la ciudadanía “para que esté alerta y no vuelva a ocurrir” en la localidad. Fueron declaradas personas “non gratas”.


Los hombres accedieron a las dependencias del Polideportivo Municipal, en horario de apertura al público, y los usuarios de la piscina al reconocerles comenzaron a increparles con gritos.

“No vamos a permitir que Palomares del Río se convierta en refugio de violadores ni delincuentes, no vamos a tolerar que nuestra ciudadanía se sienta alarmada por este tipo de visitantes indeseables”, añade el Ayuntamiento en un comunicado firmado por la alcaldesa accidental, Juana Caballero