Este martes, el titular de la Empresa Provincial de la Energía, Maximiliano Neri confirmó la detención de siete personas que habrían mantenido negocios ilegales en perjuicio de la distribuidora.

De los siete detenidos, cinco pertenecen a la EPE y los dos restantes son ex empleados.

Los supuestos delincuentes ofrecían el servicio de ralentizado de medidores y conexiones ilegales.

Una investigación interna con expansión en el MPA logró destapar una gran estafa a la empresa del Estado santafesino.