El cordobés Gustavo Fernández venció este domingo en la final de Wimbledon al japonés Shingo Kumieda y se quedó con el título de tenis sobre silla de ruedas.

De esta manera el hombre de Río Tercero consiguió su quinto Grand Slam. Ningún tenista argentino tiene tantos: hasta ayer, era junto a Guillermo Vilas el único tenista en tener cuatro.

La final no había comenzado bien para Fernández ya que el asiático había ganado el primer set por 6 a 4.

Pero “Gusti” reaccionó a tiempo para poder gritar campeón: se quedó con el segundo set por 6 a 3 y con el último por 6-2.

De esta manera Fernández recuperará también el primer lugar en el ránking mundial de tenis adaptado.

“El Lobito” ya había conquistado durante su carrera cuatro títulos de Grand Slam: Australia en 2017 y 2019, y Roland Garros en 2016 y 2019.