El huracán Florence se degradó a categoría 1 mientras azotaba Carolina del Norte y del Sur con fuertes vientos y abundantes precipitaciones, en una muestra del daño que podría causar cuando toque tierra el viernes en el sureste de Estados Unidos.

Pese a que bajó de categoría, Florence, con vientos de 150 km/h, es una peligrosa amenaza para los habitantes de las zonas de riesgo, según el último boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU.

Se espera que toque tierra a partir del viernesen algún punto probablemente de la costa sureste de Carolina del Norte, indicó el NHC.

Hasta la noche del jueves, las lluvias causadas por el huracán inundaron rutas, elevando el nivel de ríos y cortando la energía eléctrica.