Cuando todos esperaban que de una vez por todas el Hospital de la ciudad de Vera saldría de la tormenta en la cuál se vio sumergido por los distintos casos que se investigan, y que involucran al personal médico, la muerte de una joven estudiante desató otra ola de críticas y ya hay una investigación en marcha. Esta vez, la víctima, que falleció en Reconquista había sido derivada desde Vera y su historia clínica señalaba que había sido intervenida por una cesárea pero no hallaron la cicatriz. 

Se trata de una joven estudiante de Educación Física, Romina Noriega quien falleció en la mañana de este jueves en el Hospital Central de Reconquista.

Según relataron a Santafeadiario, la joven había sido trasladada de urgencia a Reconquista y a pesar de los esfuerzos del personal médico no pudieron salvarla. Una de las versiones indicaba que Romina había sido intevenida por una cesárea pero no tenía ninguna cicatríz que lo demostrara. Sin embargo, desde el hospital verense desmintieron esta versión aduciendo que la hipótesis se originó en Reconquista. Más tarde se conoció que la joven falleció por un ACV y edema pulmonar.

Desde la representación del pueblo dentro del directorio del hospital, Javier Barbona confió a Santafeadiario que están haciendo todas las averiguaciones pertinentes y que mañana hablarán a la prensa sobre el caso.

Investiga el Fiscal Aldo Gerosa.