El gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz viajó a Capital Federal citado por el ministro del interior Rogelio Frigerio y Nicolas Dujovne.

Los santafesinos esperaban conocer, tal como se prometió en el Pacto Fiscal, la fecha y modo de pago de los 50 mil millones de pesos correspondientes a la deuda de coparticipación.

Pero no fue así. Lifschitz se vuelve con las manos vacías aunque valora el primer encuentro como algo “positivo”. Se habló “muy por encima” de algunas posibilidades de saldar la deuda. Por ejemplo, se dijo podía pagarse en bonos. Pero tampoco se estableció la cantidad de dinero que Nación pagará.