Un hecho insólito y repudiable sucedió en José Ignacio. En la casa de Federico Álvarez Castillo, un reconocido empresario dueño de la marca de ropa Etiqueta Negra, tiraron un cerdo desde un helicóptero a la pileta. Otras versiones señalan que era un cordero muerto.

La increíble escena quedó registrada en un video de apenas unos segundos, donde se ve el helicóptero y luego la caída a toda velocidad del animal a la piscina.

Álvarez Castillo, pareja de la modelo Lara Bernasconi, es un histórico empresario del mundo de la moda. Creó varias marcas que fueron un éxito, como Mango, Motor Oil, Bowen y Paula Cahen d’Anvers, realizada junto a su ex mujer.

Ahora, en tiempo de descanso en Uruguay, en su chacra decidieron realizar una broma de muy mal gusto, que quedó registrada en imágenes.

 

EL DESCARGO DEL EMPRESARIO