Este viernes se llevó a cabo la audiencia de medida cautelar solicitada por el Ministerio Público de la Acusación y los abogados querellantes para pedirle a la jueza penal Norma Senn la inmediata detención del sacerdote Néstor Monzón.

Según la querella, es necesaria la prisión preventiva para evitar que Monzón se fugue luego de haber sido condenado a 16 años de prisión por el delito de abusos sexuales en perjuicio de dos niños. La jueza decidió dar lugar a esa pretensión y quedará alojado en una celda.

Cabe recodar que el día que fue condenado, se fue de la audiencia en bicicleta.