El defensor regional Gustavo Franceschetti aseguró que el video en donde se ve a un policía perseguir y disparar por la espalda a un ladrón que ya había arrojado su arma, para luego armar la escena de un falso enfrentamiento, fue clave para inculpar al agente, quien seguirá detenido.

“Combatir el delito con más delito, la violencia con más violencia, es un error gravísimo”, dijo Franceschetti.

Se trata de un elemento que fue clave en la audiencia oral y pública realizada este viernes en los Tribunales provinciales, cuando se dictó la prisión preventiva efectiva del acusado. Por su parte, el ladrón también se encuentra tras las rejas por el robo a un supermercado chino, lo que desencadenó el ilícito posterior del agente.

“Si no hubiese existido el video, probablemente la Fiscalía y los jueces se hubiesen quedado con la versión del policía de que las cosas sucedieron de otra manera”, dijo el defensor en alusión al falso enfrentamiento. Esa versión del acusado la dieron también otras dos policías y un testigo a quien el agente “los hizo mentir”, precisó el letrado.

Para Franceschetti, al caso de violencia institucional del policía se sumó el intento de cambiar lo sucedido para ocultar su accionar. “Esto es más grave que el caso Chocobar (por el bonaerense que disparó y mató a un delincuente por la espalda) porque no sólo se ejerce la violencia más allá de lo necesario sino también porque se adultera la escena del hecho”, dijo.