El arquero argentino del Manchester United, Sergio Romero, protagonizó hoy un tremendo choque en el que su auto quedó destrozado. El accidente se produjo en las cercanías del centro de entrenamientos de los Diablos Rojos, en Carrington.

Según informó el club, el histórico arquero de la Selección argentina no sufrió ninguna herida.

En las imágenes que difundió la prensa inglesa se ve que el Lamborghini de Chiquito, valuado en algo más de US$220.000, chocó contra el guardarraíl, pasando por debajo del mismo, y se frenó contra los árboles del costado del camino.

Romero, de 32 años, es el arquero suplente de David De Gea y aún no ha sumado minutos en la presente Premier League, aunque ha jugado cuatro partidos de Europa League, otros tres de la Copa de la Liga y los dos de la tercera ronda de la FA Cup ante Wolverhampton.