La imagen de un abanderado descalzo conmueve las redes sociales.

Las fotografías obedecen al acto por el día de la Bandera en la Escuela 948 de Misiones.

Según se supo, a esta escuelita misionera asisten jóvenes de la comunidad Ñamandú, pertenecientes a la parcialidad mbyá guaraní.

Allí se produjo la captura de las imágenes cuyo protagonista es el alumno que porta orgulloso la bandera celeste y blanca estando “descalzo”.

No es un abanderado más. El joven asiste al establecimiento educativo sin zapatos ni zapatillas porque así lo hacen muchos niños de su comunidad y de otras que convergen allí en busca de saber y de alimento.

La situación  desnuda una realidad conocida por muchos y atendida por pocos. Los docentes de la escuela 948, ubicada en el valle del Cuñá Pirú, un bello parque provincial donde se encuentra la ruta provincial 7, indican que la mayoría de niñas y niños van a clases descalzos. “Pero como el horario es continuado (de 8 a 16), el mayor problema es darle de comer”. Además, los maestros comentaron que sus precarios ranchos carecen de electricidad y de agua potable. Los padres sobreviven vendiendo artesanías a la vera del camino.

En tanto, desde el área de Educación del Gobierno misionero no se brindó información alguna acerca de recursos destinados a mejorar el contexto social de los guaraníes que habitan la zona.

Conocé más: