Así lo informaron desde Defensa Civil de la Provincia. Este miércoles por la noche el tiempo siguió con sus inclemencias y la lluvia alcanzó niveles pocas veces visto. El acumulado de agua caída es de 244 milímetros.

A raíz de la abundante precipitación el 80% del casco urbano está inundado. Al momento hay diez familias evacuadas y otra cantidad similar autoevacuada.

El mayor problema de esta mañana está en la intransitabilidad de los caminos rurales. Para asistir a las familias del campo intentarán llegar en camionetas 4×4.

En Tostado suspendieron y en Vera podrían suspender las clases. Sigue lloviendo.