Ecuador reportó el miércoles unos 450 nuevos contagios por coronavirus en un día, una de las cifras más altas de crecimiento diario desde que declaró la emergencia sanitaria, mientras las autoridades reconocieron un mayor número de muertos en Guayaquil en medio de la pandemia.

El gobierno dijo que en todo el país los casos positivos sumaban 2.758 personas, de las cuales 98 han muerto y otras 76 se registraron como posibles fallecidos por COVID-19. En la provincia de Guayas, donde se ubica Guayaquil, había 63 fallecidos por el virus, según los datos oficiales.

Sin embargo, Jorge Wated, funcionario designado por el presidente para el manejo de los cadáveres durante la crisis, dijo que lograron “en estos tres días pasar de levantar 30 fallecidos diarios a 150, independientemente del trabajo que reactivaron las funerarias y los camposantos del país”.
agregó en una intervención televisada.

El gobierno ha dicho que no todos los fallecidos en hogares en Guayaquil corresponden a contagios de coronavirus, informó Reuters. Sin embargo, decenas de cuerpos fueron dejados en las calles.

Ecuador, se ha convertido en una morgue al aire libre. Las personas mueren de #COVID19 en automóviles, en sus casas o incluso en las calles. Las funerarias están saturadas y ante la desesperación, optan por quemar los cuerpos en plena calle

Los reclamos de familiares de fallecidos también se han registraron en los hospitales públicos, así como en funerarias y cementerios, por un aumento de demanda en los servicios de cremación, por lo que se extendió el horario de atención.

En redes sociales continuaban las denuncias de familiares que pedían la retirada de los cadáveres de sus hogares.