Luego de cerrar el año pasado con una inflación del 47,6%, la más alta en 27 años, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de enero marcó un 2,9%, según informó este jueves el el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El dato se ubicó por encima a lo previsto por analistas del mercado, que estimaban una inflación de entre 2,5% y 2,85%.

El rubro Alimentos y Bebidas, que más incidencia tiene en los sectores de menores recursos, registró en el primer mes del año un aumento superior al índice general, ya que fue del 3,4%.

El sector que más subió en enero fue Comunicación con el 7,4%, debido al ajuste en tarifas de celulares, seguido por Restaurantes y Hoteles, 3,7% y Recreación y Cultura, con el 3,5%, por la incidencia de las vacaciones.

Los sectores que casi no registraron variaciones en el costo de vida fueron Educación (+0,6%) y Prendas de Vestir y calzado (-0,6%).

Según los datos oficiales, la inflación acumulada con relación a enero del año pasado trepó al 49,3%, cuando durante 2018 había llegado al 47,6%.

En el acumulado anual, Transporte encabeza el registro inflacionario con una suba del 67,3%, seguido por Comunicación con 63,7% y Alimentos y bebidas no alcohólicas con 53%.

En enero, la inflación más baja se registró en la región del Gran Buenos Aires, con un aumento de los precios minoristas del 2,8, mientras que en la del Noreste se registró la más alta con un 3,4%.

La inflación de diciembre había sido de 2,6% y el registro anual del año pasado había cerrado en 47,6%.