La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) emitió este miércoles por la tarde una carta dirigida a Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol, encargada de organizar la Copa América, con una serie de críticas al arbitraje del partido que Brasil le ganó a Argentina 2 a 0, que omitió revisar las filmaciones de dos jugadas que pudieran haber otorgado penal para el seleccionado de Lionel Scaloni.

“Nunca pensé que nuestra selección pudiera ser perjudicada por la omisión arbitraria de un cuerpo de árbitros que se negó a través de seis monitores de ver lo evidente, cuando fue una práctica habitual durante todo el torneo justamente lo contrario, evaluar ante la más mínima duda la existencia de infracciones”, sostiene un párrafo del texto escrito por el presidente de la AFA, Claudio Tapia.

“El señor Roddy Zambrano (árbitro del partido), tampoco goza de antecedentes positivos en el ejercicio de su cargo, lo que surge de innumerables antecedentes, ya sea durante la Copa América o las distintas competiciones organizadas”, continúa.

“Lamentablemente, lo sucedido en el partido de ayer entre nuestra selección Argentina y su similar de Brasil, merece una profunda reflexión que pone en duda que se hayan observado los principios de ética, lealtad y transparencia que usted recurrentemente invoca”.

Pero el cuestionamiento no estuvo dirigido solamente al árbitro, sino que apareció la figura de Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, en el escrito enviado por la AFA.

“La imprudencia en la designación arbitral generó un evitable ambiente previo al encuentro, agravado por la presencia del Presidente de Brasil Jair Bolsonaro en el Estadio Mineirao de Belo Horizonte, que no pasó inadvertida para jugadores, dirigentes y público en general, ya que fueron evidente sus manifestaciones políticas durante el desarrollo del juego, no pudiendo dejar de mencionar que en el entretiempo dio una verdadera vuelta olímpica por el estadio.”

En otro de los párrafos del extenso descargo se apunta contra el estado del campo de juego y otros detalles de la organización: “Hemos observado el incumplimento por parte de la Federación Brasilera de normas de organización, traducida en que se han comprobado, al menos respecto a la selección argentina, que hubo demoras injustificadas en el transporte de los equipos a los estadios, lo que no sucedió con el representativo local que siempre llegó puntual. También señor Presidente deberá ser un motivo de reflexión para toda la conducción que estos hechos extradeportivos desprestigian la imagen del fútbol sudamericano. De igual manera estadios con muy poca concurrencia de público, campos de juego en muy mal estadio, y quejas de jugadores respecto a la organización, seguridad y hotelería también ponen en duda el prestigio no sólo de la Conmebol, sino también el de la Copa América”.