El exgobernador y titular de la Cámara de Diputados, Miguel Lifschitz, respondió este sábado a las interpretaciones que dieron algunos medios al informe de la Auditoría General de la Nación sobre las deudas heredadas al gobierno actual.

El diputado socialista sostiene que “El informe de Auditoría General de la Nación no tiene nada que ver con lo que quiere instalar el
Gobierno de Santa Fe. Todo lo contrario: ratifica lo dicho siempre.

Segun el exjefe de Casa Gris el “Déficit es de $8.199 millones y no $20.000; y la deuda flotante alcanza los $4.500 millones (1,5% del Presupuesto) y no $ 30.000 como sostienen en las interpretaciones provenientes de funcionarios.

El legislador respondió que el informe de la AGN ratifica los datos que siempre dimos: los de una gestión responsable y transparente que dejó una provincia en marcha, con fuerte inversión pública en un país que atravesaba una grave crisis económica.

Por último, Lifschitz lamentó que “el gobierno actual insista en querer instalar una situación que no es tal. Los números hablan claro y así lo ratifica el informe de la AGN. Es momento de asumir la realidad y volver a poner en marcha a Santa Fe.