Esta siesta, alrededor de las 16, tres delincuentes ingresaron a una distribuidora de lácteos de Santo Tomé, en Belgrano al 1900. Los malvivientes perpetraron el robo pero cuando salían del local los interceptó la policía y abatió a sos de ellos.

El primer delincuente (25) murió de forma instantánea alcanzado por las balas y el segundo fue trasladado grave al hospital José María Cullen, donde falleció casi dos horas mas tarde.

Hay un tercer delincuente que se dio a la fuga y es intensamente buscado.

En cuanto a las victimas del robo, no hubo heridos.