Sucedió en las afueras de una escuela secundaria de la ciudad de Vera. Dos jóvenes alumnas, una de primero y otra de cuarto año, se tomaron a golpes supuestamente por un problema de relaciones sentimentales.

Mientras todos filmaban y hacían de ese momento violento un circo romano, el conocido profesor Edgardo Visconti no dudó en intervenir para detener la pelea. No fue tarea fácil, pero el docente de Cívica e Historia logró detenerlas.

No es la primera vez que sucede. De algún modo, este video revela ante los ojos de todos que los docentes no están únicamente para enseñar en el aula, forman parte de un contexto en el cual asisten a los alumnos en todos los aspectos de la vida.