El número uno del mundo, el serbio Novak Dkojovic, se coronó este domingo campeón de Wimbledon por quinta vez tras vencer al suizo Roger Federer por 7-6 (5), 1-6, 7-6 (4), 4-6 y 13-12 (3).

Nole salvó dos match points en contra en una gran batalla e igualó a Bjorn Borg y superar a Rod Laver en cantidad de títulos en este Grand Slam, para sumar además el segundo grande este año tras el Abierto de Australia en enero.

La del 2008, con Nadal venciendo a Federer por 6-4, 6-4, 6-7(5), 6-7(8) y 9-7 en cuatro horas y 48 minutos, y acabando casi a oscuras, era hasta este domingo la final más larga del torneo. En la edición 133, Djokovic se impuso en casi cinco horas estrenando además en ese partido la nueva fórmula del desempate cuando en el quinto set se llegase al 12-12.

Djokovic lleva ya 16 títulos del Grand Slam, acercándose a los 18 del español Rafael Nadal –eliminado el viernes a manos de Federer–, que no obstante, y gracias al triunfo del serbio mantendrá el puesto de número dos del mundo este lunes, con 485 puntos de ventaja sobre Federer.

El argentino Damian Steiner, de 44 años, nacido en Buenos Aires y que iba para periodista deportivo en su juventud, dirigió la final este año, la primera de su carrera del Grand Slam.