La diputada Clara García, junto a otros legisladores del bloque Socialistas, solicitaron al Poder Ejecutivo que realice una serie de gestiones para mitigar los perjuicios que la inactividad por la pandemia de coronavirus genera a los profesionales de la odontología, así como también por las condiciones de riesgo especial que impone.

La legisladora comenzó por reconocer que “la interrupción de actividades y el aislamiento social está produciendo sin duda un menor contagio de la enfermedad y, consiguientemente, un número más reducido de víctimas fatales”. Pero señaló que, a la vez, la cuarentena “está trayendo las dificultades propias de la interrupción de los ingresos, en especial en profesionales y pequeños emprendimientos que dependen de su trabajo personal”.

Y en el caso puntual de la actividad odontológica, añadió que “tiene un factor de riesgo superior a muchas otras, incluso dentro de la rama de la salud” debido a “la cercanía inexorable con la boca del paciente” y “la directa relación a la saliva como fuente de propagación y contagio”.

En ese marco, García pidió al gobierno provincial haga las gestione necesarias ante las obras sociales de modo que: 1) continúen abonando las carteras fijas; 2) suspendan el descuento del 2,5% destinado al Instituto Becario – Ley N° 8.067; y 3) actualicen los aranceles ya atrasados en base a las nuevas estructuras de costos, recomendando basarse en el análisis del Colegio de Odontólogos de la 1ra. y 2da. circunscripciones.

Propone, además, que la Caja Previsional para los Profesionales del Arte de Curar (Ospac) acompañe con medidas concretas la crisis de todos los profesionales de la salud, retrotrayendo el valor módulo a enero 2020 y haciendo extensivo el no pago de los montos correspondientes a obra social y aportes jubilatorios mientras dure el aislamiento social preventivo y obligatorio.

Asimismo, la legisladora sugirió que el Banco de Santa Fe, en tanto agente financiero de la provincia de Santa Fe, otorgue préstamos de “Emergencia Profesional” a tasa cero, sin gastos administrativos, con período de gracia y plazos extendidos.

También solicita al Ejecutivo provincial que plantee a las autoridades nacionales mayor agilidad en las tramitaciones de: 1) ayudas de $10.000 a monotributistas que no son de categoría A ni B; 2) acceso al sistema AFIP para cubrir salario mínimo vital o diferimiento de aportes patronales; 3) préstamos especiales de línea nacional para pymes; y 4) la no retención del Impuesto a las Ganancias en liquidaciones de aranceles.

Por otra parte, la diputada advirtió que “probablemente el período de cuarentena se extienda para estos profesionales y la reanudación de la actividad traiga aparejadas nuevas prácticas y la utilización de insumos de protección que, sin duda, modificarán la atención y elevarán los costos”.

En un marco general, García propuso que se incentive “la investigación científica y producción local de insumos actualmente importados, cuyos costos y dificultad de acceso son cada vez más altos”.

Finalmente señaló la necesidad de definir “nuevos sistemas de protección y buenas prácticas profesionales de la atención odontológica, con cobertura de estos costos diferenciales: máscaras protectoras, guantes descartables de alta densidad, delantales descartables, etc.”