Cada 3 de julio se conmemora en Argentina el Día del Locutor Nacional. La tradición existe desde 1950 y conmemora el nacimiento de la entidad gremial que nuclea a los profesionales de la radiodifusión, la Sociedad Argentina de Locutores.

Desde aquellos locutores que adornaban el aire de una época formal y acartonada, a los profesionales sueltos, audaces y de voces más relajadas y naturales. De Cacho Fontana, Carrizo, Galán, Perlé pasando por Vernacci o Lalo Mir, hasta hoy con Mariano Chiesa, Arturo Cuadrado y Alejandra Salas. Siempre la Argentina ha dado brillantes exponentes de una profesión apasionante donde lo importante es “transmitir”.

Locutores de radio en boletines, en la presentación de musica, entrevistas, grabaciones de artísticas, publicidades, comerciales en deportes, doblaje, locutores en off en televisión. Y también en actos, animación de eventos y mucho más. Los motiva la pasión por comunicar en todos los ámbitos. El mundo digital hoy brinda a locutores la posibilidad de trabajar desde su home studio hacia el mundo y, de este modo, grabar su voz para un comercial o institucional y enviarlo a otro país en cuestión de segundos.

Pero no todo es felicidad. Los locutores aguardan por recomposiciones salariales acorde a su trabajo. Actualmente, los profesionales del micrófono lograron un incremento salarial del 30% hasta Abril del 2020, cuando la inflación proyectada para fin de año supera el 40 por ciento.

En fin, lo romántico de la profesión es lo que atrapa a miles y en ese teatro imaginario, los locutores nos esperan siempre para pasearnos arriba de sus voces.