Un fiscal ordenó la detención de diez policías acusados de falsear la presencia de un arma tras una persecución que este martes a la madrugada empezó en la zona norte de la ciudad y culminó en zona sur.

La orden de detención contra los agentes es “por haber dejado constancia en un acta de procedimiento que se procedió al secuestro de un revólver calibre 32 con 6 cartuchos, cuando se corroboró que en el procedimiento no se secuestró elemento de peligrosidad alguno en posición del aprendido”.

El operativo se inició con el objetivo de identificar a los ocupantes de una moto en avenida Carrasco y Gurruchaga.

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) detalló que según se manifiesta en el acta de procedimiento, los hombres en moto “hicieron caso omiso a la voz de alto del móvil policial que iba a identificarlos”.

De esta manera, comenzó una persecución por diferentes calles de Rosario y en el transcurso del operativo hubo por lo menos dos móviles policiales que chocaron: en la intersección de Santiago y San Juan y en calles Buenos Aires y 24 de Septiembre.

Finalmente, los hombres perseguidos fueron atrapados pero ni ellos ni los efectivos que los esposaron reconocen el hallazgo de un arma que figura en acta.

Los dos arrestados ya estaban en libertad este martes a la noche y serán sometidos a pruebas médicas para determinar si fueron golpeados por los policías, según denunciaron.

Las detenciones

Uno de los sujetos que eran perseguidos quedó detenido en Entre Ríos y Chopin tras una mala maniobra que le hace perder el control del rodado.

El otro, fue arrestado en calle Buenos Aires y Casablanca cuando dos unidades le cortan el paso y derrapa la moto.

Fuentes del caso informaron que en el lugar se produjo una pelea y llegaron más policías que esposaron al hombre.

Según el acta radicada en la comisaría 15ª “en momento que el personal levanta el rodado para subirlo a una unidad para su traslado, se observa un arma de fuego tipo revolver, por lo que se realiza acta de levantamiento con testigo”.

Sin embargo, ni los detenidos ni los policías que llegaron después y esposaron a los ladrones reconocían el revólver calibre 32 cargado mencionado en el acta.

Es por eso que Fiscalía ordenó a la dirección de Asuntos Internos de la Policía que detenga a los diez agentes involucrados en la confección del acta.

Este martes a la mañana tomaron declaración a los dos policías que lograron la aprehensión y ratificaron que al momento de la detención de los sujetos no secuestraron armas de fuego o elemento de peligrosidad alguno.

En base a los testimonios y medidas de investigación se libró la orden de detención de los diez policías que firmaron el acta de procedimiento, detalló el MPA.

El jueves próximo serán imputados en una audiencia por falsificación de instrumento público, incumplimiento de los deberes de funcionario público y podrían sumarse otras calificaciones legales.