Ocho efectivos de la Policía Federal de Reconquista son investigados por el supuesto robo de parte del material incautado de un camión que había ingresados cigarrillos de forma ilegal desde Paraguay.

El juez federal de Reconquista Aldo Alurralde, explicó que investingan el “traslado del vehículo a un lugar no habilitado sin dar conocimiento del juez y de las mercaderías secuestradas culmina luego en un aparente robo”.

El hecho que se investiga ocurrió el 7 de septiembre en la ruta 11. En el procedimiento, se incautaron 1450 cajas de cigarrillos.

Según relató el Juez Federal, se había postergado la destrucción del material incautado y días después se informó “la rotura del precinto aduanero” por lo que el magistrado ordenó que se constituya otra fuerza allí y haga un conteo de todas las cajas de cigarrillo.

La inspección dio como resultado una faltante de 77 cajas. Por ende, “hay una investigación en curso para saber si las cajas fueron robadas en ese predio o si el camión ya había ingresado con la faltante”, informó el juez federal.

Por este motivo, ocho efectivos fueron puestos en disponibilidad y se dispuso que Gendarmería se haga cargo de la subdivisión por el momento hasta que se nombre las nuevas autoridades.