La Justicia realizó esta mañana una inspección ocular en la casa de Mario Teruel como parte de la investigación por el caso de abuso que pesa contra su hijo Lautaro Teruel, cuando hallaron plantas de marihuana en el lugar.

La inspección estuvo a cargo fiscal penal de Delitos contra la Integridad Sexual N°1, Sergio Federico Obeid quien tras observar que había plantas de marihuana en una de las habitaciones en las que trabajaban, dio lugar a la intervención del fiscal de la Ufinar (Unidad Fiscal contra la Narcocriminalidad), Santiago López Soto.

López Soto supervisó el operativo que llevó adelante el Grupo de Investigaciones de la Ufinar, que logró el secuestro de plantas (en un número indeterminado todavía). Las plantas fueron halladas de forma casual en una habitación acondicionada con varias macetas, un extractor de aire, lámparas, fertilizantes y ramas en proceso de secado. No hay imputados, hasta tanto concluyan las averiguaciones correspondientes en la causa originada en este hallazgo casual.