Los agentes antinarcóticos de la policía de Santa Fe secuestraron un total de 31kilos de marihuana que se encontraban fraccionados en panes compactos. Los mismos fueron secuestrados en un control vehicular en la intersección de Ayacucho y Grandoli, donde luego de abrir el baúl de un Peugeot 208 se encontraron con dos bolsas de consorcio que contenían 20 panes de marihuana y un celular. En el lugar detuvieron al conductor y a una mujer que iba de acompañante.

A raíz de ese procedimiento, los efectivos del área de drogas, establecieron que el cargamento había sido entregado en una vivienda del Barrio La Loma por lo que el fiscal en turno, Gustavo Onel, tramitó un pedido de allanamiento ante el juez Reynaldo Rodríguez.

En el allanamiento llevado adelante en una vivienda de un pasaje próximo a las calles Ayacucho y Regimiento 12 de Infantería, se encontró otra gran cantidad de panes de marihuana con un peso aproximado de 20kg. En el lugar detuvieron a dos personas mas y secuestraron celulares y dinero.