El escrito agrega que “el material acompañado demuestra que la AFI hizo inteligencia sobre familiares, amigos y allegados de los tripulantes del ARA San Juan, y ello por el solo hecho de pertenecer al colectivo de familiares de las víctimas del hundimiento”.

El material fue encontrado en soportes digitales en la Delegación Mar del Plata de la AFI y fueron analizados con motivo de un requerimiento judicial realizado por el Juzgado Federal de Primera Instancia de Dolores, en el marco de otra causa.

Según la presentación, los documentos que acreditan el espionaje “fueron hallados puntualmente en tres discos rígidos diferentes”, que incluían 29 archivos digitales.

Según los registros, constan seguimientos efectuados en las manifestaciones que se llevaron adelante en Mar del Plata, cuando las tareas de búsqueda y rescate todavía no habían dado con los restos de la nave.

Según los registros, constan seguimientos efectuados en las manifestaciones que se llevaron adelante en Mar del Plata, cuando las tareas de búsqueda y rescate todavía no habían dado con los restos de la nave

“Los informes, fechados entre enero y junio de 2018, muestran seguimientos sistemáticos y fotografías tomadas frente a la Base Naval de Mar del Plata o durante otras actividades realizadas, por ejemplo, en el Consejo Deliberante de esa ciudad o en el monumento al General San Martín local, tanto de las columnas, como a referentes de los grupos de familiares”, explicó la AFI en un comunicado.

Asimismo, en la presentación judicial Caamaño pone a disposición de la Justicia “la extracción del material digital” que acompaña la denuncia como prueba documental, y adelanta que, si fuera necesario, designará “un equipo técnico para que efectúe el trabajo respetando el protocolo de resguardo y cadena de custodia”.

Comunicado de la AFI: “Los informes, fechados entre enero y junio de 2018, muestran seguimientos sistemáticos y fotografías tomadas frente a la Base Naval de Mar del Plata”
Comunicado de la AFI: “Los informes, fechados entre enero y junio de 2018, muestran seguimientos sistemáticos y fotografías tomadas frente a la Base Naval de Mar del Plata”

El ARA San Juan desapareció en el mar Argentino el 15 de noviembre de 2017 con 44 personas a bordo -43 hombres y 1 mujer-.

La Armada Argentina perdió contacto con el submarino cuando se trasladaba desde Ushuaia hacia Mar del Plata, a la altura del golfo San Jorge.

Dieciocho países colaboraron en la operación de búsqueda y rescate sin resultados, y al año siguiente, el gobierno del presidente Macri contrató a la empresa privada Ocean Infinity e inició una segunda búsqueda que concluyó al hallarse la nave el 17 de noviembre de 2018, sin sobrevivientes, muy cerca del punto de desaparición, a 907 metros de profundidad.