Un bochornoso e indignante acontecimiento ocurrió durante la jornada de martes en las instalaciones de la Escuela Especial Profesor Mario Camilo Vitalone. La madre de una de las alumnas encontró a su hija con las manos atadas con cinta. En ese momento no tuvo reacción, pero horas más tarde se desahogó narrando el hecho en redes sociales y desde la institución educativa apartaron a la maestra a cargo del curso.

Por lo que se desprende del testimonio de Sandra, la progenitora de la niña maltratada, tenía las dos manos unidas con varias vueltas de cinta e intenta soltarse por sus medios, sin poder lograrlo. La niña de 12 años sufre de autismo y no puede comunicarse verbalmente. Aunque la explicación que le habrían dado a su madre es que se trataba de “un juego”. De todas maneras, eso convenció a su madre, quien estalló en angustia.

Los directivos de la institución educativa se interiorizaron acerca de lo ocurrido de forma inmediatamente y resolvieron correr a la profesional que estaba brindando la clase. Por lo que se pudo saber, era una maestra que venía realizando un reemplazo.

María del Carmen Natalino, supervisora regional del Nivel Especial, dialogó con Radio Casilda y aseguró: “No hay justificativo para lo que pudimos saber hasta el momento. Desconozco en que situación se generó”. Además remarcó la correcta comunicación del establecimiento escolar, que se encargó de comunicar como fueron los hechos.

De ahora en más, se abre un proceso de investigación, con la intervención del personal de Legales de la Provincia de Santa Fe. Habrá entrevistas con los protagonistas y mañana serán citado los padres de las adolescente.