Al ex presidente argentino, de 80 años, le practicaron una angioplastia y se encuentra estable.

Fernando de la Rúa fue internado esta tarde por una dolencia cardíaca, que después trascendió se trató de un infarto de miocardio, según precisaron voceros del ex Presidente que concurrieron a visitarlo al Instituto del Diagnóstico, donde se encuentra en “condición estable”.

Los médicos que atienden a De la Rúa, de 80 años, ante el cuadro que presentaba el paciente, resolvieron practicarle una angioplastia, según informaron fuentes del entorno del dirigente radical.

De la Rúa había tenido un episodio similar en mayo de este año; entonces los médicos del Sanatorio Otamendi le colocaron dos stent