El material ya tiene más de diez años y la familia decidió terminar el proceso de edición de “Ya no mires atrás”, un trabajo integrado por siete canciones propias, que sucedió al luminoso “Un mañana” -trigésimo sexto álbum de su discografía-, cuyo espíritu de algún modo se respira aquí, particularmente en la canción que da nombre al disco.

“Estaba en un pendrive, grabado íntegramente, sólo faltaban la mezcla final y la masterización”, dijo Catarina Spinetta sobre el material que ya se puede escuchar.