En 2017, el médico anestesista Gerardo Birilis fue denunciado por la joven Belén Torres por abuso, suministro de estupefacientes y una golpiza que la dejó al borde de la muerte. Más de 4 años después, la bestia Birilis fue condenada por lo que le hizo a Belén pero también a otras dos mujeres.

El caso fue de alto impacto en los medios porque fue Rubén Torres, papá de Belén, fallecido hace pocas semanas, quien se puso al frente del pedido de justicia y peregrinó por todos los canales de televisión. Rubén peleó por justicia para su hija y luchó contra los prejuicios de una sociedad que responsabiliza a las víctimas. El hombre oriundo de La Gallareta, cantor por excelencia, fue fundamental en el camino que hoy finaliza con la condena al monstruo que quiso destruir a cuanta mujer se cruzó en su vida.

Belén Torres junto a su papá Rubén. Debajo, el momento en que luchaba por su vida

La Cámara Federal de Casación Penal confirmó este martes la condena de 14 años de prisión al anestesista Gerardo Billiris por haber suministrado drogas y querido matar a una joven en 2017 en el barrio porteño de Palermo y por dos casos de abusos sexuales contra otras mujeres, informaron fuentes judiciales.

El máximo tribunal penal federal del país ratificó el veredicto del Tribunal Oral Federal 8 en relación a la condena a Billiris por la tentativa de homicidio agravado por violencia de género de Belén Torres en el barrio porteño de Palermo en 2017, por abuso sexual a otra víctima y suministro de estupefacientes agravado por su condición de médico en un total de tres casos, según el fallo al que tuvo acceso Télam.

Los camaristas Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Juan Carlos Gemignani confirmaron además la condena del relacionista público Juan Martín Mercado y revocaron la absolución y condenaron a Christopher Rosenthal, por un caso de abuso sexual.

Los camaristas encomendaron al Tribunal Oral Federal (TOF) 8 el cálculo del monto de las nuevas penas, al hacer lugar a las apelaciones que habían presentado los fiscales Marcelo Colombo y Mariela Labozzetta.

En el caso de Billiris, quedó con condena confirmada por lo ocurrido a Belén Torres, Luciana Argüelles y Belén De Mattia.

El anestesista quedó condenado por “homicidio agravado por haber sido cometido mediando violencia de género en grado de tentativa en concurso real con el delito de suministro de estupefacientes para uso personal reiterado en dos oportunidades”, en relación a lo ocurrido a Belén Torres.

También se lo condenó por “abuso sexual agravado por haber mediado acceso carnal en perjuicio de Luciana Argüelles, en concurso real con el delito de suministro de estupefacientes para uso personal y suministro de estupefacientes agravado por su condición de médico reiterado en dos oportunidades, en concurso ideal con el delito de facilitación de un lugar para el suministro de estupefacientes en perjuicio de Luciana Argüelles y Belén De Mattia”.

En los fundamentos del fallo, Casación remarcó que Billiris conseguía la droga que suministraba a sus víctimas para luego cometer los abusos gracias a su “condición de médico”.

Los jueces recordaron al respecto un episodio de consumo de ketamina en el domicilio del condenado, cuando se acabó la sustancia y el anestesista y dos de las jóvenes víctimas “fueron a buscar más en el Hospital Militar” para seguir “consumiendo en forma alternada con la cocaína”.

Billiris fue detenido el 31 de enero de 2017 luego de ser denunciado en un video y por redes sociales por Belén Torres, quien fue atacada a golpes y abusada cuando estaba con el médico en su departamento de Palermo, tras consumir estupefacientes.

Posteriormente se sumaron las denuncias de otras dos jóvenes.