El gobierno presentó este martes el nuevo procedimiento para compras en el exterior para uso personal, conocido como “puerta a puerta”.

Esta forma de compra permitirá la concreción de hasta cinco operaciones online por año por un valor total de 1.000 dólares, 50 kilos de peso como máximo y con una franquicia de 25 dólares.

La resolución que da forma al nuevo régimen saldrá publicado este miércoles en el Boletín Oficial y los consumidores podrán emplear esta modalidad de compra a partir de los últimos días de agosto, ya que la entrada en vigencia prevé un plazo de 30 días corridos desde su publicación.

“Creemos que es lógico que en un mundo globalizado podamos recibir en nuestra casa algo que compramos a cualquier lugar del mundo y todo ello al tiempo que realizamos los controles aduaneros correspondientes. Control ya no es más sinónimo de trabas”, enfatizó el titular de AFIP, Alberto Abad.

La medida no cayó bien en el sector industrial que se manifestó desde CAME (Cámara argentina de la mediana empresa) y Fisfe (Federación Industrial de Santa Fe)