El juicio por el caso de Paula Perassi -desaparecida en 2011 en la ciudad de San Lorenzo- dará comienzo este jueves en el Centro de Justicia Penal de Rosario. Debieron pasar siete años y medio para que la familia de la mujer puedan ver sentados en el banquillo a todos los acusados, hoy detenidos, mientras Paula sigue en condición de desaparecida pero con una secuencia de los hechos que no alientan expectativas de encontrarla con vida.

Nueve imputados, entre ellos cinco policías, serán juzgados por distintos delitos: privación ilegítima de la libertad agravada, aborto sin consentimiento seguido de muerte, falsedad ideológica de instrumento público y encubrimiento agravado.

El juicio

Aunque todo dependerá de cómo avance el juicio, se estima que durará algo más de un mes. Habrá cuatro audiencias semanales, con receso los miércoles, salvo la semana del 2 de abril en la que se levantarán las sesiones ese martes. En todo ese tiempo, pasarán por la sala 7ª (segundo piso del tribunal penal), donde se realizan las audiencias, 186 testigos de este caso que conmovió a la región y que espera una resolución.

La introducción de los testigos no será sino hasta el lunes, ya que las dos primeras jornadas (hoy y mañana) estarán destinadas a los alegatos de apertura, en los que se expondrá el caso, la Fiscalía hará las acusaciones y las defensas sus respectivos descargos.