Este Martes 13, los gremios más fuertes de la provincia se embarcaron en un paro de 48 hs. en función de exigirle al gobierno un aumento salarial que supere el 16,5% que ha ofrecido.

Los estatales de ATE y UPCN, los docentes de AMSAFE, SADOP y UDA; los médicos de AMRA y SIPRUS; y los municipales nucleados en la FESTRAM (comienzan su paro este miércoles) detienen la provincia para hacer oír su reclamo. Ellos aducen que el gobierno de Miguel Lifschitz está siguiendo los lineamientos del gobierno Nacional y por eso no ofrecen más que el 16%. 

Desde Provincia, indican que lo ofrecido ya supone un gran esfuerzo y destacan que para brindar seguridad al trabajador, Santa Fe es la primera provincia que garantizó la cláusula gatillo. Asimismo, el ministro de gobierno Pablo Farías sostuvo que es potestad de la gestión analizar si descontarán estos días de paro.

El conflicto parece profundizarse en un marco bastante complejo. A diferencia de otros años, el porcentaje de aumento es menor y no hay sumas fijas ofrecidas. Desde Casa Gris, sostienen que no comprenden las medidas ya que la paritaria está en marcha y hay diálogo.