El cónclave con los enviados de ambas empresas estadounidenses, que se llevó a cabo en el hotel Four Seasons, del barrio porteño de Recoleta, contó con la presencia del Comité de Regularización de la AFA, encabezado por su presidente, Armando Pérez, a quienes acompañaron los titulares de River Plate ( Rodolfo D’Onofrio), Racing Club (Víctor Blanco), Vélez Sarsfield (Raúl Gámez), Lanús (Nicolás Russo), Godoy Cruz (José Mansur) y Huracán (Alejandro Nadur), junto a los vices de San Lorenzo (Marcelo Tinelli) y Rosario Central (Ricardo Carloni) y Alejandro Nadur (Huracán).

Pero fueron notorias las ausencias de los presidentes de Boca Juniors (Daniel Angelici), Independiente (Hugo Moyano) y Estudiantes de La Plata (Juan Sebastián Verón), que siguen siendo algunos de los principales impulsores de la, hoy por hoy, descartada Súperliga.

“Si el gobierno nacional quiere mantener la gratuidad deberá pagar la diferencia que saldría de vender el producto sin ella”, le advirtió a Télam el propio Gámez, al término de la reunión durante cuyo transcurso quien llevó la voz cantante de los dirigentes para rechazar el ofrecimiento fue Tinelli.

“Nosotros entendemos que si el Estado rompe el contrato con Fútbol para Todos se termina la gratuidad y también que pierde todo tipo de posibilidad de exigírnosla. No se la tenemos que hacer fácil”, alertó el titular velezano.

En el mismo sentido remarcó que los dirigentes le piden “al Estado que devuelva el fútbol. Y que nos deje negociar a nosotros para encontrar un oferente que nos dé mejores posibilidades”, agregó ‘Pistola’ Gámez.

En el mismo sentido, pero manejando alguna opción, D’Onofrio también focalizó el tema en “resolver el asunto de la gratuidad. Y ahí hay que ver si el sector privado se hará cargo de eso”, enfatizó.

Ambos dirigentes, los únicos que hablaron con los periodistas, más allá de rechazar el ofrecimiento y calificar ‘diplomáticamente’ como “muy buena” la reunión con Turner y Fox, confirmaron que se armará una comisión, con el consenso de todos los clubes, para negociar de acá en adelante.

Para ello está previsto un encuentro multitudinario de dirigentes de primera división y el ascenso, a realizarse mañana a las 19 en el predio de AFA, en Ezeiza.

“Este fue el primer contacto y si bien se barajaron cifras, esto no lo podemos definir solamente los que estuvimos en esta reunión, sino todos los dirigentes del fútbol argentino. Hoy empezamos a conversar, pero ahora tenemos que elegir un par de dirigentes en los que delegar las negociaciones”, profundizó Gámez.

“Debemos definir cuánto pedimos por el producto. No solo tiene que conocerse la oferta de ellos, sino también nuestra exigencia. Estoy seguro que vamos a sacar el mejor beneficio. El fútbol es un producto espectacular para vender. Alguien habló del tiempo, que se acaba el tiempo, pero fue para presionar, porque el plazo para tomar una decisión es el comienzo del torneo que viene”, sentenció el presidente de Vélez.

D’Onofrio siguió con el correlato de Gámez al aclarar que a “la gente de Turner y Fox se les explicó qué es el fútbol argentino. Y ahora, como dijo Raúl, nos juntaremos los clubes para conversar y armar una comisión que empiece a negociar. Solo se habló de formas. No se habló de números, porque el que ellos puedan dar no tiene sentido si no resolvemos antes el tema de la gratuidad”, avisó el titular riverplatense.

“Hay mucho por discutir y tiene que ser en otro ámbito, porque hay un contrato vigente. Es cierto que nos apremia un poco el tiempo, pero el fútbol argentino está en el peor de los mundos, en una crisis total como para negociar con el sector privado. Y como estamos en el piso, es muy complicado. Hay que hacerles ver que podemos estar mejor. Por eso remarco que esto recién empieza”, apuntó D’onofrio.

Este fue el primer contacto entre la AFA y las empresas Turner y Fox, pero previamente las cadenas televisivas se reunieron con el Secretario General de la Presidencia de la Nación, Fernando de Andreis, y el Coordinador del programa Fútbol Para Todos, Fernando Marín.

Ahí el vicepresidente ejecutivo de Turner, Whit Richardson; el vicepresidente de Asuntos Legales de la firma, Víctor Roldán; el gerente general de Fox, Sergio Veiga, y la vicepresidente de Legales de esta empresa, Eugenia Ricardes, les presentaron la propuesta formal para adquirir los derechos de transmisión de los campeonatos de fútbol argentino a partir de 2017.

En ese marco, tanto de Andreis como Marín les solicitaron que el proyecto asociado fuera entregado ante el Comité de Regularización de la AFA, que es la titular de la comercialización de los derechos de transmisión del fútbol argentino, y eso hicieron, aunque todo dentro del formalismo de la cuestión. Pero este primer capítulo terminó de otra manera.

Es que hasta el 31 de diciembre, por “Fútbol Para Todos” (FPT) se reparten entre los clubes 1.800.000.000 de pesos anuales, y la oferta de los directivos de Turner y Fox para la temporada 2017 sería de unos 2.500.000.000, más el 23 por ciento de la ganancia.

En cambio en el primer borrador los clubes “anotaron” una contraoferta tres veces superior, inicialmente de 7.500 millones de pesos, con la intención de “negociar” hasta los 4.500.000.000 (lo que representaría unos 280.000.000 dólares), más del doble de lo que reciben actualmente, pero también duplican el margen de ganancia, ya que pretenden un 50 por ciento.

Por eso, después del interregno de las fechas FIFA de las eliminatorias sudamericanas, se vienen otros rounds de la interminable pelea de AFA en la que están en juego los dos elementos que más perturban a los hombres: el dinero y el poder.

“Si los derechos audiovisuales que genera la actividad valen lo que ofrecen Turner y Fox, es preferible continuar con Fútbol para Todos. ¿Por qué no invitaron a los demás clubes de primera y a nosotros del ascenso a esa reunión? ¿Será porque el Comité de Regularización no tiene las facultades para firmar un acuerdo de ese tipo y pretende imponerlo?”, se preguntó por twitter Claudio Tapia.

“Chiqui”, presidente de Barracas Central y uno de los máximos referente del ascenso junto con el vicetitular de Nueva Chicago, Daniel Ferreiro, estará mañana en Ezeiza para “continuar la lucha”, y seguramente lo acompañará su suegro, Hugo Moyano, porque cuando aparenta encaminarse el fútbol, vuelve a comprobarse que en la AFA “nada es como parece”.