Esta tarde un ascensor del edificio Amarras, en la zona del Dique 2 del Puerto local, se precipitó desde el octavo piso hasta el quinto al  por una falla que se intenta determinar.

En ese momento, en el elevador iba la esposa del mediocampista de Colón Fernando Zuqui junto a su hija. Según indicaron desde el Complejo Habitacional, funcionaron los mecanismos de freno del ascensor que logró detenerse antes de llegar al último piso, lo que hubiera sido más grave por el impacto.

Las primeras informaciones dan cuenta que la mujer junto a su hija fueron trasladadas al hospital Cullen con algunos golpes, pero ninguna sufrió heridas de consideración.

De todos modos, permanecen en observación para evaluar las consecuencias de los traumatismos leves.