El sábado, cerca de las 18.30, el abogado Adrián Van Isseldyk de 45 años y su hijo adolescente de 17 años, y otro niño se trasladaron a una cancha de fútbol que se encuentra en el barrio Itatí. Allí, fueron interceptados por individuos que lo atacaron violentamente.

En diálogo con El Cuarto Poder, el letrado contó que fue golpeado desde atrás y luego de unas maniobras logra reducir al agresor y cuando lo suelta, llegan dos personas más en un auto, se bajan y lo comienzan a agredir nuevamente. Con una “bocha” que tenía escondida en la campera, la revolea y golpea a la altura de uno de sus ojos.

Además, le propinaron varias patadas en la cabeza ante la atenta mirada de los jóvenes testigos que también fueron agredidos.

“Los agresores se van cuando empiezan a llegar personas que les gritaban de todo” relata la víctima que fue trasladado de urgencias al hospital Cullen donde le dijeron que fue un milagros que no lo mataran. “Fue una tentativa de homicidio, no una riña” asegura el agredido debido a la violencia del episodio.

Van Isseldyk conocía e identificó a los agresores, uno de ellos fue cliente suyo en un caso de divorcio.

Informaron la novedad sobre la ocurrencia del caso en investigación con los cuatro lesionados a la Jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó la investigación exhaustiva del suceso y los informes médicos sobre las heridas en las cuatro personas, y determinar fehacientemente si se trató de lesiones recíprocas en riña.

Fuente: LT10