El atleta, lanzador de jabalina y finalista de Rio 2016, como muchos deportistas de nuestro país tuvo un arranque difícil.

El joven de Marcos Paz cuenta una conmovedora historia de la pobreza que vivían en su casa y cómo, a pesar de todo, su madre le dió hasta lo último que tenía en sus bolsillos para que él vaya por su futuro.

La mamá de Brian se emociona al recordar aquellas viejas épocas donde el día a día era una encrucijada, qué hacer con lo poco que había. Así le pasó cuando Brian iba a competir en su primer torneo. La madre tenía que decidir qué hacer con los últimos dos pesos que le quedaban, “eran para la leche del hermanito o para el pan, y se lo puse en el bolsillo porque él no comía nada en todo el día”.

Tiempo después, Brian le consiguió una casa digna a su familia.

CONOCÉ LA HISTORIA