Los Bomberos Voluntarios de Rosario demostraron ser los mejores de la provincia. Participaron de la tercera edición de la Copa Santa Fe de Habilidades Bomberiles y obtuvieron el primer puesto en la categoría individual masculina y en destrezas de equipo masculino.

El trofeo lo ganó Noel Francisci, de 31 años, en la prueba individual masculina. Compitió contra otros 20 bomberos de distintas localidades. Y por la categoría Grupal Masculino obtuvieron el primer puesto Raúl Orellana, Fernando Chamorro, Noel Francisci y Gabriel Contreras.

La competencia también incluyó las categorías Individual Femenino, en la que Fernanda Guindón, también rosarina, obtuvo el tercer puesto; Grupal Femenino y Grupal Mixto.

Por primera vez

Noel Francisci es profesor de educación física y guardavidas. Da clases en un instituto terciario y en una escuela secundaria, tiene un gimnasio y desde hace poco más de un año es bombero voluntario.

Se anotó en la competencia junto con otros bomberos de Rosario y empezaron a entrenar por su cuenta para llegar a la competencia donde obtuvieron el primer puesto.

Contó que esta competencia de Habilidades Bomberiles se realizaba antes, pero luego se dejó de hacer y “revivió” hace tres años. Esta vez, bomberos de las 12 regionales de la provincia se dieron cita en la ciudad de Gálvez para competir.

En total, el equipo local lo conformaron una mujer y dos varones de Rosario junto con otros bomberos de Villa Gobernador Gálvez.

La competencia consistió en una serie de cuatro etapas donde los bomberos debieron realizar pruebas de fuerza tal como lo supone la actuación en un incendio.

En la individual compitieron para ver quién lo hacía en el menor tiempo y sin errores. La primera etapa consistió en subir cinco pisos de una torre corriendo con una manguera al hombro de 25 kilos. Una vez arriba, el bombero debía levantar con una soga otra manguera que estaba enrollada en la planta baja. El participante debía realizar todo esto con el traje correspondiente y la máscara además de los otros elementos de seguridad. “Esto simula en ingreso a un edificio y lo que hay que hacer para conectar una manguera”, describió Francisci.

A continuación debían simular el ingreso forzado a un lugar y golpear con una masa un riel muy pesado. “Es igual que romper una pared o una puerta para entrar a un incendio”, relató.

La tercera etapa consistió en correr entre conos, buscar una manguera con agua y con ésta al hombro disparar a un blanco. “Es como correr en medio de un accidente, atravesar puertas y disparar el agua hacia un lugar”, destacó el bombero. La prueba terminó cuando el participante debía trasladar un maniquí de 75 kilos a lo largo de 20 metros. Y todo esto Francisci lo hizo sólo en 1 minuto y 58 segundos.