Conmoción en el cuartel de Bomberos Voluntarios de Esperanza tras la muerte de Gabriel Nuñez, de 27 años.

En la noche del pasado miércoles, personal del cuartel de bomberos llevaban acabo prácticas en la autobomba adquirida en el trimestre final de 2015.

Según se supo, Gabriel Núñez se encontraba en la altura donde sufrió un accidente precipitándose al suelo con resultado fatal. Sus compañeros, y posteriormente personal de emergencias,  intentaron reanimarlo pero nada alcanzó para salvar su vida.

La justicia intenta establecer la causa de la muerte.

Familiares y círculo cercano al agente fallecido comunicaron que sus restos serán inhumados en el Cementerio de Esperanza a las 11 tras la despedida final en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús.