Un fiscal de la agencia sanitaria brasileña Anvisa interrumpió a los 5 minutos del primer tiempo el partido que Brasil y Argentina jugaban en San Pablo por las Eliminatorias Sudamericanas del Mundial Qatar 2022, luego de la denuncia sobre cuatro jugadores argentinos acusados de violar las normas migratorias federales en el marco de la pandemia de coronavirus.

La postura del combinado de Lionel Scaloni, quien protagonizó una cumbre con Lionel Messi, Neymar y Tite a un costado del campo de juego, fue la de no continuar el partido en el Arena Corinthians bajo estas condiciones. Desde la Conmebol informaron la suspensión del encuentro y ahora la Albiceleste regresará a Ezeiza para continuar con la burbuja en el predio de la AFA y luego recibir a Bolivia.

Los dos llegaban invictos en el camino hacia el próximo Mundial, aunque el dueño de casa tiene puntaje ideal y los dirigidos por Lionel Scaloni suman tres empates. Sin embargo, los locales padecen algo que la visita no: 12 bajas, entre ellas de las principales figuras de la Premier League, tras la negativa a ceder futbolistas por el Covid-19. A ellos también se pliega Marquinhos, compañero de Messi en PSG, suspendido por acumulación de tarjetas.